Estar sin estar

La Bronca

candidaturas-independientes-mexico

En vista de que el Tribunal Electoral ha asentado un precedente que prácticamente anuncia la Bronca por venir, me permito presentar de manera extemporánea y como debe de ser la nómina de medio millón de muertos que han firmado voluntariamente en apoyo a mi candidatura; entre ellos, destaco a Benito Juárez, Cantinflas, María Conesa y Josefa Ortiz de Dominguez. Añado doscientas fotocopias con firmas falsificadas pero auténticas de siete coristas del antiguo teatro Frú-Frú, doce mariachis apócrifos, un jockey enano que ganó dos carreras en 1984 y la firma garigoleada de Jacinto Benjumea (antiguo custodio de monos en el zoológico de Chapultepec). Cuento con veintitrés mil firmas endebles del cuerpo de bomberos de Tlacochahuaya, Oaxaca, el equipo michoacano de nado sincronizado, la liga de damas decentes de Lagos de Moreno, Jalisco y la nómina completa de la escuela independiente de taquigrafía, corte y confección del sindicato único de voladores de Papantla. En mi afán por cabalgar en caballo de hacienda hacia la Grande, yo también puedo aportar palabras altisonantes, insultos directos, metáforas campiranas y églogas improvisadas apoyado en el espíritu intangible de doce momias de Guanajuato que me apoyaron en su momento con sus firmas, en el mismo papiro donde …

Read More »

Queda en el aire

hugo-sanchez-cristiano-ronaldo

Como dijo el Poeta: el balón que yo mismo me centré siendo niño, aún no baja del espacio como para intentar rematarlo de chilena. Quizá por ello, de espaldas al marco de la televisión y como callado homenaje a D. Hugo Sánchez quise celebrar el vuelo increíble de Cristiano Ronaldo en Turín, depilado, maquillado y con tanga deportiva y brinqué lo que parecían dos metros y medio de altura para rematar en el imaginario la hermosa página histórica que se vivía en ese instante. Ahora vivo en el piso de abajo, con unos vecinos que jamás había visto y con la vergüenza de una ciática que parece incurable. En un abril de hace exactamente treinta años llegué al Bernabéu con el tiempo suficiente como para negociar una cerveza monumental y jugar al palíndroma con el boleto de entrada: en platea y parados, cuando en el estadio no había asientos abajo, le enseñé a unos madridistas que tenía al lado que Logroñés al revés era Señorgol y fincamos una amistad instantánea porque los interfectos creyeron que era magia mía lo de voltearle las letras al nombre del rival de ese día. Dos días después, perdidos en una niebla etílica que nos …

Read More »

Filia de filas

filia-filas

Se me aparecen en filas. Son personajes pendientes de aparecer en cuentos o convertirse en novelas; algunos tienen nombre, apellido, signo del zodiaco y personalidad definida y otros, anónimos monitos que se ponen en la fila sin saber a dónde conduce la puerta que parece estar siempre cerrada. Hablan entre ellos o murmuran para sí mismos los posibles destinos que desean que el azar les designe y al amanecer, de madrugada, parecen espectros u hologramas de todos mis afectos conocidos y desconocidos que se ponen en fila precisamente para que uno los extrañe. En ocasiones, las filas de dibujados van encuerados como si se encarasen el patíbulo de la redacción o el sendero de una gloria efímera y luego, los imagino vestidos con abrigos y maletas, periódicos abiertos en flor y rodeados de jirafas o elefantes increíbles; lo inverosímil se mezcla con lo palpable y lo inverificable se pone también en fila, al lado de la señora gorda que lleva lentes de gatito o el calvo que peina ideas con la cabeza agachada, parados al lado de un hombre diminuto que no deja de hablar al vacío. Se les pasa el tiempo en la fila que parece hilera de pasajeros …

Read More »

La Patria etérea

patria-eterea

Propongo que se forme un programa de gobierno virtual con todos los fantasmas que conforman la larga nómina de firmas falsas que se juntaron para apuntalar posibles candidaturas independientes a la Presidencia de la República. De paso, propongo que haya una investidura virtual de los muertos que se suman durante la pasada década y un gabinete ejecutivo con las almas en tinta que redactó Juan Rulfo en Pedro Páramo. Ahorremos toneladas inútiles de propaganda electoral con un proselitismo espiritista que le conceda voz a los mudos y presencia a los ausentes, que hablen las Lloronas de siglos pasados y el espectro negro que se proyecta entre vahos sobre el espejo de Tezcatlipoca. ¡Oh Cacama!, concédenos la vuelta a la Tierra de los héroes en taparrabos que defendieron la ciudad más grande del mundo abatiendo las puentes sobre los canales que conducían hacia Tacubaya en la Noche Triste donde hoy clamamos el retorno de lo imposible y la muerte de la corrupción. Propongo que haya una mini Constitución que alivie a todos los niños de la inefable pesadilla en la que hemos convertido los Códigos Civil y Penal los adultos en el mar de la estulticia que nos rige y que …

Read More »