Café de Madrid

Caféde Madrid

Escrache

Jorge F. Hernández Escrache

La palabra viene de Argentina y Uruguay; al parecer, es sinónimo de romper, destruir y aplastar, pero también se utiliza para decir fotografiar. No está claro que su etimología venga del scratch que en inglés es rascar, pero también borrar o tachar, y quizá convenga pensar que en Brasil el Scratch es la alineación de un equipo de fútbol, por aquello del ataque coordinado y la defensa en línea, pues en España se ha vuelto coloquial referencia a un desmadre callejero muy parecido al motín, espasmo de rebelión o caldero de iras desatadas. Se supone que, en democracia, la sociedad tiene plenos derechos de asociación y reunión con libertad de expresión. Esto no tiene nada que ver con cualesquier forma de acoso, jaloneo verbal, agresión física, intimidación intensa no sólo a las puertas del acusado en turno sino también en las redes sociales (donde ya se ha demostrado el poder cibernético del gamberrismo). Es decir, toda protesta legítima tiene otras vías de manifestación que van más allá del amedrentamiento enloquecido, pues al parecer ya hirviendo el escrache se hilan consignas a gritos, se vuelve a retóricas supuestamente superadas y revolcaos en un merengue y en un mismo lodo: todos manoseaos. …

Read More »

El entierro de la sardina

Hace un siglo escribía Alfonso Reyes que “en la boca hueca de la máscara ríe el carnaval, rito higiénico de los desahogos” y, como paréntesis a toda ley social se fincaba una tradición de desenfreno, gulas y otros excesos como preámbulo para soportar la inevitable llegada de la Cuaresma. Hoy en día, parecería que la carcajada de todas las máscaras prolongan el baile carnavalesco sin que necesariamente sea ni desahogo ni preámbulo de serenas reflexiones. Sin embargo, quedan aún muchos madrileños que recuerdan precisamente de qué se trata el llamado Entierro de la Sardina, esa fiesta que mal traducida entre galeses podría interpretarse como el reciclaje más raro de una tapa o el simbolismo irracional de fertilizar la tierra con pescados. Desde luego que lo saben en Murcia y en otros puntos de la geografía española, pero en Madrid hubo tiempos en que nadie se perdía el cortejo fúnebre de la Sardina a enterrarse como sinónimo de miércoles de ceniza, recordatorio del polvo que todos hemos de echar (así sea convertidos ya en polvo) y metáfora de esa frase de la alquimia que dicta Solve et coagula; es decir, disuelve el pretérito y supera ya todo lo pasado para poder …

Read More »

Dice que flipa

Jorge F. Hernández flipa

Dice que flipa cuando algo le mola, pero de mola mazo (y no general Mola). De hecho, flipa en colores y flipa por las paredes (cumpliendo la onomatopeya policromática à la Mortadelo y Filemón) quizá porque los chuches le molan cantidubi o porque hay cosas que dejaron de ser chupi piruli para volverse guay del Paraguay, aunque su hermano decía que tranqui tronqui que no te coma el tarro un yonqui cuando hay quien confunde chuli con cheli y se enreda mogollón en el rollo de tantas palabras supuestamente caducadas en la última resaca de la movida que –según me dice un amigo—ya no farda parlar así, como cuando se arrastraban las eses del pasota que preguntaba como saludo ¿qué passsa? Al loro con los maderos –que no bofia ni topos—cuando el peluco marca la hora nona y se lanzan los chorizos a la busca del parné y te pillan en gayumbos como las titis en redada de una boite o los frikis que quizá provengan del friqui que se tiró un defensa fuera del área, como cuando los taurinos dicen que el diestro estaba fuera de cacho, toreando con el pico y codilleando, para no arriesgar un cate que …

Read More »

México lleva X

Entre las batallas que libró Alfonso Reyes con su pluma a favor del idioma español y lengua castellana (que no es lo mismo, aunque parezca igual) están los párrafos donde explicó que los mexicanos llevamos la X en la frente. Es la equis de nuestra rica cultura mestiza, dual y polifacética, encuentro de mundos, pero también la X que despejamos todos los días en la enredada matemática de nuestra realidad revuelta entre tantas cosas buenas y la sangre de todos los días, la prosa impecable de los poetas y la cíclica corrupción de políticos impunes, etc. México se escribe con X porque así hemos decidido que se escriba: heredera del vocablo en náhuatl con el que se hablaba en el mundo prehispánico, tanto como esa equis que sonaba a jota que se escribía en el español en tiempos de la Conquista. Ansí que el coxo que caminó por Anáhuac dixo su ley y traxo consigo  muchas y asombrosas cosas… nos marca con esa jota que baila en la lengua y se encontró hace ya casi 500 años con una equis de igual sonido, que además se desdobla al utilizarse para decir Xoxhimilco, Oaxaca o Texcoco o Taxco, con ecos de …

Read More »