Agua de Azar

Agua-de-Azar

Querida España

querida-espana

Nørdicalibros ha publicado un abrazo encuadernado titulado Querido México. Es un abrazo ancho y peninsular que llega al desierto del norte y a la selva del sur, a las montañas que tienen nieve y a los cerros morados de atardecer. En particular, para los muertos, damnificados, rescatistas y ciudadanos sacudidos por los sismos del pasado septiembre. Párrafos en páginas de afecto para las casas de adobe en Juchitán y los muros caídos en Puebla, las calles del otrora DeFe alineadas con cientos de manos que pasan agua de potable de brazo en brazo y el espacio intemporal del puño en alto para el silencio de todos. Oaxaca, Puebla, Chiapas, la gran Ciudad de México y todo el paisaje que nos honra pueden abrir los brazos del corazón y sentir la entrañable solidaridad y el afecto incondicional de la península entera, la piel de toro que se cruza tantas veces el océano mar para multiplicar las palabras y los acentos del idioma que nos une, los sabores de tanto manjar que se mezclan en la espuma de las playas y en la saliva del habla. Es un libro amoroso de tapas rojas ilustrado por 12 artistas de gran altura en torno …

Read More »

El mariachi loco

naked-cowboy-mexico

El simpático Robert John Burk es conocido en Manhattan como Naked Cowboy, aunque quizá por razones de lo políticamente correcto no anda en verdad desnudo, sino con una tanguita de las que acostumbro portar yo mismo en el gym, unas botas blancas de vaquero y un sombrero a la tejana, donde anuncia su propia marca. El vaquero semidesnudo se casó con una mexicana, chilanga para más señas, y se conoce que vino a partir la rosca con su familia, pues se le ocurrió caminar por la calle Madero como musa del duque Job y cantarnos “La bamba” y otros éxitos de su repertorio vernáculo. Nunca mejor dicho. A todas luces o en pura piel se trata de un raro juglar de nuestros tiempos que en buena lid intenta contagiar la buena vibra surrealista del American Way of Life, pero este güey podría haber sido confundido con alguna otra nefanda intentona imperialista de Trump como agente secreto seminudista que mandaron los güeros de avanzada para volver a invadir Chapultepec, en cuyo caso pudo haberse visto rodeado por las gloriosas huestes de los 400 Pueblos o el Frente Francisco Villa o las lonjas de Antorcha Campesina (pues, en realidad, ya no recuerdo …

Read More »

Sueño Madrid

De ser posible, endéudese seriamente para volar hoy mismo a Madrid o aproveche el viernes negro y acérquese a Guadalajara para pasar una semana entera en los pasillos de la Feria Internacional del Libro para recorrer Madrid en cada página de los muchos escritores, obras de teatro, películas de cine, editores y libreros, músicos y madrileños que honran este año esa FIL como invitados de honor o bien, aproveche la oferta y adquiera hoy mismo dos ejemplares del libro Escrito en el cielo (Alfaguara, 2017): un volumen para regalo de Navidad a la persona que más quiera y otro, para solaz y ensoñación propia. Escrito en el cielo es una antología de ensueño, reunida por la minuciosa y entrañable labor de Antón y Martín Casariego junto con Fernando R. Lafuente, que le permitirá viajar a un Madrid imposible: el Madrid de novelas, crónicas, ensayos y evocaciones que solo existe en los párrafos de esta valiosa antología que reúne a 154 autores que han escrito en el cielo de su inspiración los escenarios de Madrid como telón para las vidas de sus personajes, paisaje de sus tramas y circunstancia de sus respectivas prosas. Alfaguara ha editado un libro elegante y útil …

Read More »

Strawberry Fields

strawberry-fields

En una brevísima novela inconclusa, Joseph Roth describe, bajo el título simple de Fresas (Acantilado, 2017), los paisajes y personajes de una Europa al filo del abismo; la excelente traducción de Berta Vías Mahou permite desgranar las sílabas de esta historia que parece simple, la voz de un hombre que es cualquiera de nosotros, que narra las pendencias y tribulaciones, los horarios huecos y las caras en sepia de un poblado que podría localizarse cerca de Irapuato, aunque sabemos que estuvo en Europa, pintado en todos sus costados por el infinito olor de las fresas. Una fresa borrosa, que ha sobrevivido en el tiempo, con el paso del polvo y de la pólvora, llega a los labios del lector para que vaya hilando, palabra por palabra, las cuitas cortas del chisme pueblerino, las casitas aún sin bombardear y los jóvenes que todavía no saben que han de sufrir en regimientos de huesos sueltos y sangrientos. En alguno de los serenos párrafos de Fresas el narrador informa: “Mis siete hermanos abandonaron la casa y la ciudad en la que nacimos. Uno se hizo boxeador en América. El segundo, trabajador del puerto de Odesa. El tercero se fue con los soldados. Cayó. …

Read More »