Agua de Azar

Agua-de-Azar

Luna de Saturno

enceladus-luna-saturno

Amanece el insomnio de quien duerme por horas sueltas, tramos de noche o día que simulan un viaje por las estrellas como distracción del enrevesado mundo que gira allá afuera. Amada amiga adorada agoniza en terapia intensiva, lejos del abrazo que le intento dar a cada instante, y por ello la realidad se vuelve una pantalla plana de marasmo y confusión, desidia y desilusión. He visto que el delirante demente amenaza por Twitter con bombardeos al otro lado del mundo y que se le caía la face de vergüenza al inventor del Feis que contiene el íntimo algoritmo de millones de personas que revelan su intimidad sin saber que nos volvemos corderos de los mercadotécnicos o vigilantes, y he visto que el equipo de Messi se volvió falible en el Coliseo de Roma y que han descifrado el cráneo de una momia peruana que parecía extraterrestre de calavera de cristal, y en los teléfonos aledaños se entretienen los pasajeros con videos de una nutria que baila tap y de un ciclista que cae por un despeñadero, y de una mujer que salta por encima de un edificio y de la mejor manera para abrir una botella con un abrelatas o …

Read More »

La sombra que se queda

Me permito jugar con el título de la espléndida novela Como la sombra que se va (Seix Barral, 2015) no solo para recomendar la lectura de una joya que le sigue los pasos a quien fuera el asesino de Martin Luther King, sino también porque supongo que su autor, Antonio Muñoz Molina, coincide en que el pastor asesinado hace medio siglo, el orador del alma negra, iluminó su paso por esta tierra precisamente como una sombra que, así pasen los siglos, no se va. Además, el título de la novela —que de veras recomiendo— salió del Salmo 102, que reza: “Mis días son como la sombra que se va/ y yo como la hierba que se ha secado”. Hierba seca parecía la turba que no se formó frente a Robert Kennedy cuando salió a dar el anuncio, y la multitud que milagrosamente no se incendió en ese instante encontró serenidad precisamente en los versos de poeta que eligió Bobby, y hierba seca comía la humilde mula que jaló el carretón pobre donde llevaron el féretro del reverendo King el día de su entierro, y hierba seca se va pintando sobre el desolador paisaje de este mundo que, a medio siglo, …

Read More »

Aventura de un mono en Reforma

mono-capuchino-reforma

Valiéndole madre todo semáforo, el mono avanzaba como quien se avienta de rama en rama rumbo a Los Pinos y luego, de vuelta al bosque, mentando madres y hablando por el celular para ver cómo va lo de su primo el orangután monarca de las drogas en Coyoacán, el mismo que bailaba con el oso en el libro de la selva de los microbuses de dos pisos y bosques de postes en las esquinas, la selva gris de la contaminación disfrazada gobernada por el mono araña que mueve la mano como digno dignatario de la impunidad descarada. Mientras tanto, el mono de Reforma se baña en la fuente de petróleos ya expatriados y se atraganta con suadero en la esquina de Las Lomas donde los ricos también lloran como nacos para saciar el hambre que produce tanta adrenalina que se meten por la nariz como primos de todos los primates que andan sueltos, igualito que el mono que se soltó por Reforma en alegre aventura de su más íntimo asombro: no podía creer que hay vendedores en las esquinas que llevan ventiladores y diccionarios, caramelos y tabaco, muñecos inflables y toallitas faciales; en los coches aledaños, vio mandriles con corbata …

Read More »

‘Tiembla’

tiembla-almadia

En cualquier momento volverá a temblar; en algún momento llegará el megaterremoto del que hablan los expertos en placas tectónicas. Quizá nos agarre menos desprevenidos, asiáticamente ensayados con cronómetros y habitantes de ciudades más acondicionadas para las sacudidas telúricas que no han dejado de cimbrar Oaxaca y que ya son consuetudinaria noticia de sobremesa en Ciudad de México. Quizá incluso se perfeccione el chillido de las alarmas preventivas, previsoras o proféticas y se aproveche el encomiable sudor de solidaridad instantánea que ha demostrado una y otra vez el alma de México y los mexicanos. Volverán las oscuras golondrinas de la tragedia… o no. Lo cierto es que de los pasados sismos de septiembre, que coincidieron como negro aniversario en la cicatriz aún abierta de la tragedia del de 1985, como un nefando relevo generacional se confirmó que en la ronda se repite el mismo puño en alto, las mismas cadenas nefastas de corrupción, olvido y dolor. Las llamadas redes sociales cambiaron la faz de la emergencia, y la nueva generación de jóvenes con tapabocas ya saben, sin lugar a dudas, los engaños imperdonables de las televisoras y los supuestos funcionarios que dizque se hacen organizadores de la nada empolvada, los …

Read More »